Toxina Botulínica

La toxina botulínica (Botox, Xeomin, etc…) se utiliza para corregir las arrugas (dinámicas) producidas por la contracción de los músculos que rodean el ojo, la frente el entrecejo, zona perilabial y otras zonas faciales. El tratamiento se aplica en consulta y los efectos empiezan a aparecer entre 4 y 10 dias. La duración de los efectos varia según el paciente, pero es aproximandamente de entre 4 y 6 meses.