Reparaciones de cirugias

En las manos adecuadas, los malos resultados en cirugía plástica son raros. Esperamos que no se encuentre en situación de necesitar una reparación.
El objetivo de cualquier cirugía plástica facial es crear una apariencia hermosa, joven y natural. Dado que la cirugía es un arte y no una ciencia exacta, el resultado de la cirugía cosmética puede no ser siempre favorable. La mayoría de “complicaciones” de la cirugía estética no son verdaderas complicaciones sino más bien expectativas no alcanzadas. Sin embargo, en algunos casos sí se producen verdaderas complicaciones.

La principal contribución a resultados no deseados es la forma en que se cura el paciente. En algunos pacientes se forma un exceso de cicatrización, tanto interna como externamente, que conduce a un mal posicionado o mal funcionamiento de los tejidos. Técnicas anticuadas, cirujanos con poca experiencia o formación insuficiente, errores de apreciación, malas interpretaciones de los problemas subyacentes, o el azar pueden también desempeñar un papel en los resultados insatisfactorios. Con frecuencia los errores de cirugía plástica se corrigen por sí mismos con el paso del tiempo, pero cuando la inadecuada cirugía plástica se encuentra en la parte más visible de su cuerpo, su rostro, los resultados pueden ser devastadores y debe encontrarse una solución al problema.

Por supuesto, cualquier tipo de cirugía tiene riesgos inherentes y posibles complicaciones. Sin embargo, puede tomar algunas medidas para minimizar los riesgos. Antes de dar su consentimiento a la cirugía plástica facial, es importante saber si su médico está certificado en un campo relacionado –cirugía oftalmológica/oculoplástica, cirugía plástica ORL/facial, cirugía de cabeza y cuello, cirugía cosmética o cirugía plástica. (Algunos dermatólogos también tienen experiencia en cirugía cosmética facial y cirugía láser). Es importante averiguar en qué procedimientos está especializado su médico, cuántos ha realizado y si ha sido recientemente, e investigar su historial en la junta médica del estado. Trate de conseguir referencias de un cirujano cosmético por parte de un médico o de un amigo que se haya sometido a un procedimiento similar al que usted está planteándose.

Observe fotografías de “antes” y “después” para ver ejemplos de sus resultados. Programe encontrarse en su mejor momento de salud antes de someterse a la cirugía y comprométase a seguir las instrucciones del preoperatorio y del postoperatorio, ya que están diseñadas para optimizar los resultados. Hable con su cirujano sobre resultados esperados realistas. Por último, evalúe a su cirujano según tres criterios: amabilidad, cercanía y disponibilidad. Esto le permitirá formarse una idea sobre cómo gestionará su cirujano cualquier complicación, en el improbable caso de que haya alguna.