Ptosis Palpebral Adquirida o Párpados caidos

ptosis adquridaConsiste en la caída o descenso del párpado superior, que puede cubrir parte de la pupila y afectar la visión y campo visual o causar fatiga. Tambien puede llegar a provocar otros problemas funcionales como cambios de posición de la cabeza para conseguir mayor visión. Puede llegar a ser también un problema estético.

La ptosis, puede tener un origen congénito, por un músculo poco desarrollado.

ptosis adquridaEn la ptosis, o “párpados caídos”, adquirida los pápados superiores no se elevan adecuadamente y suele aparecer en personas de edad.

La ptosis adquirida puede ser de afectación unilateral, afectando un solo párpado, o bien bilateral, donde ambos párpados están afectados.

La ptosis puede ser leve, si el margen palpebral tapa o se encuentra a la altura de la pupila, o bien severa, donde el párpado tapa la pupila y puede llegar a ocluir el eje visual.

En muchos casos, el paciente tiene tendencia a elevar las cejas para contrarrestar la caída del párpado y poder seguir viendo.

Síntomas Ptosis Palpebral

La ptosis se advierte por la falta de visión por la parte superior o también por la diferencia de altura entre un párpado y otro.

Causas Ptosis Palpebral

La principal causa de la caida de los párpados es por la desinserción del tendón del músculo que los aguanta en su posición, cuando tenemos los ojos abiertos.

Otras causas incluyen el uso continuado de lentes de contacto, traumatismos sobre los ojos e incluso se puede observar algo de caída de los párpados tras la cirugía de cataratas, si el músculo elevador se encuentra previamente algo debilitado.

Enfermedades musculares o neurológicas pueden producir una caída de los párpados.
Las causas se pueden identificar durante la exploración clínica. Esto es muy importante porque la cirugía para la corrección de la ptosis depende, en gran medida, de la causa que la produzca.

Tratamiento Ptosis Palpebral

La cirugía para tratar la ptosis adquirida variará según la causa de la ptosis y el grado de movilidad del músculo elevador del párpado.

La cirugía de la ptosis es muy poco agresiva pero muy meticulosa y de alta precisión. La cirugía se realiza de manera ambulatoria, bajo anestesia local, y dura aproximadamente entre 15 y 20 minutos por lado. Lo que se busca con esta cirugía es una elevación del margen palpebral, un buen contorno del margen palpebral y una buena simetría con el otro lado.

Existen diferentes tipos de cirugías para la corrección de ptosis. Las técnicas más habituales son:

  • Reinserción de la aponeurosis del elevador
  • Conjuntivo- Müllerectomia
  • Resección del músculo elevador
  • Técnicas de suspensión frontal

Reinserción de la aponeurosis del músculo elevador
Es, tal vez, la técnica más utilizada habitualmente. Consiste en la realización de una pequeña incisión a nivel del pliegue palpebral ( no visible, y de buen resultado estético) que permite acceder, tras una buena identificación de los tejidos, al tendón o aponeurosis del músculo elevador. Una vez es identificado, se tensa y se ajusta para lograr la elevación adecuada.

Con muy baja frecuencia, es posible que sea necesario realizar un ajuste a posteriori para conseguir el mejor resultado posible. Esto puede suceder en menos de un 10 % de los casos. Este tipo de cirugía se puede a la vez que otros procedimientos quirúrgicos, estéticos y no estéticos, como la blefaroplastia o peelings faciales.

La conjuntivo-Müllerectomía
Consiste en la resección de conjuntiva y músculo de Müller, se realiza por acceso posterior (con el párpado evertido) y no se realiza ninguna incisión a nivel de la piel. Tiene un alto grado de predictibilidad en cuanto a altura y contorno, y se utiliza para corregir ptosis de bajo grado, de entre 1 y 2 mm.

Resección del músculo elevador
Esta técnica se emplea cuando la función del músculo elevador no es buena pero se encuentra conservada. Es similar a la de la reinserción de la aponeurosis, pero en este caso se actúa directamente sobre el músculo elevador para conseguir una buena elevación y movilidad del párpado. Suele ser empleada en la corrección de ptosis por causa congénita, en niños.

Técnicas de suspensión frontal
En casos en que el párpado no se puede abrir porque la función del músculo elevador es muy pobre, se utiliza ésta técnica para transmitir el movimiento de la ceja sobre el margen palpebral, para que de esta manera al levantar las cejas se abran los ojos y el paciente pueda ver. Se colocan unas bandas profundas de material no extensible que van de la ceja al párpado del lado afecto.