Ptosis Congénita o en Niños

La ptosis congénita o párpados caídos, consiste en la dificultad del párpado superior de elevarse adecuadamente desde el momento del nacimiento.

Ptosis congenita

Ptosis congenita

La caída de los párpados desde el nacimiento, puede ocluir parcial o totalmente la pupila, y esto se puede ir poniendo más de manifiesto con el crecimiento. La ptosis congénita puede afectar a uno o a ambos párpados, unilateral o bilateral.

Como detectamos la ptosis congénita en un niño?

La ptosis completa no permite la visión a través de ese ojo. Además la ptosis se detecta también por la diferencia de altura entre un párpado y otro, o porque el niño levanta el mentón hacia arriba y tira la cabeza hacia atrás para poder ver, en caso de que ambos párpados estén afectados.

Que síntomas presenta un niño con ptosis congénita?

La falta de visión completa, sobretodo por afectación del campo visual superior.
La diferencia en altura entre un párpado y otro es la manera más fácil y evidente de detectar que el niño tiene ptosis o caída del párpado.
En algunos casos, los niños levantan las cejas de manera exagerada para compensar la caída de los párpados, y poder ver.

Cuales son las causas de la ptosis congénita?

La causa más común de ptosis congénita es un desarrollo incompleto del músculo elevador del párpado. Este músculo es el principal responsable de levantar el párpado.

Los niños con ptosis congénita pueden también presentar ambliopía o falta de desarrollo de la visión, estrabismo u ojos desviados o visión borrosa por astigmatismo. Además, los
párpados caídos le dan una expresión facial no deseable.

Tratamiento de la ptosis congénita

Depende fundamentalmente de la edad del paciente, de la visión y de la función que tenga el músculo elevador. Si la ptosis no es muy marcada y el margen del párpado no llega a la altura del margen de la pupila, probablemente no sea necesario la corrección de dicha ptosis.

Si por el contrario, el margen del párpado llega a cubrir el margen superior de la pupila y además es unilateral, es posible que se necesite corregir lo antes posible para que el desarrollo visual de ese ojo sea lo mejor posible.

La prioridad fundamental es la de permitir el desarrollo visual correcto durante los primero años del niño, ya que eso determinará su visión en el futuro.
Existen varias técnicas que permiten corregir la ptosis en niños, la técnica a utilizar dependerá de la función del músculo elevador.

Principalmente, hay 2 técnicas que han demostrado ser más eficaces, adecuadas y seguras para la corrección de la ptosis congénita, éstas son;

Resección del músculo elevador

Se utiliza en los casos en que la función del músculo elevador es moderada o no muy buena. La finalidad con esta técnica es la de acortar el músculo elevador permitiendo una acción más directa del músculo sobre el margen palpebral.

De esta manera, aunque la función sea pobre, se permite maximizar la poca función que tiene el músculo elevador de forma que sea suficiente para elevar el párpado.

Cirugía de ptosis con suspensión del frontal

En pacientes en que la función del músculo elevador sea muy pobre o nula, será necesario recurrir a la función del músculo frontal para la elevación del párpado. El objetivo es el de transmitir la elevación de la ceja en elevación del margen palpebral.

Para realizar esta técnica se utilizan unas bandas de material no extensible que van desde la parte profunda de la ceja a la parte profunda del margen palpebral, transmitiendose, de ésta manera, el movimiento de la ceja en movimiento del párpado.