Fracturas de la órbita

Las fracturas de órbita son roturas que se producen en los huesos que rodean a los ojos. Existen dos tipos:

  • Fracturas del reborde orbitario, que implican la ruptura del borde de la órbita.
  • Fracturas tipo Blow-out, que afectan sólo a una pared interna o al piso de la órbita y mantienen un borde sano

Tomografía Computerizada mostrando fractura del suelo de la órbita:

Fractura de la orbita

Fracturas de la órbita: diagnóstico

La tomografía computerizada de la órbita permite la observación en un corte coronal de la misma del suelo orbitario, la existencia y extensión de la fractura, así como la herniación de contenido orbitario o nivel del seno maxilar subyacente. El avance en el desarrollo de las técnicas tomográficas ha permitido el abandono de otras técnicas radiológicas de utilización de contraste radioopaco e hidrosoluble, inyectándolo en la región inferior de la órbita y comprobando por imagen el estado de la misma.

Fracturas de la órbita: tratamiento

El tratamiento para las fracturas de la órbita se basa en la administración de antibióticos y control. Aquellos pacientes que presenten visión doble o hundimiento ocular o ambos, podrán ser tratados con cirugía. Ésta se basa en elevar con extremo cuidado los contenidos de la órbita que se han desplazado, y colocar una placa para reemplazar el hueso roto. En algunas ocasiones, ello implica también el implante de tornillos y microplacas de titanio que resultan invisibles.