Blefarospasmo Esencial Benigno

Blefarospasmo Esencial benigno consiste en espasmos o “tics” que afectan los párpados de forma bilateral. Los párpados se cierran involuntariamente, sin que el paciente pueda hacer nada por mantenerlos abiertos.

Se diagnostica de “esencial benigno¨ cuando no se encuentra una causa que lo produzca.

Estos espasmos pueden durar menos de un segundo o bien varios segundos. Cuanto más duran, más afectan la visión del paciente, pudiendo invalidarla y mantenerlo funcionalmente ciego.

Si una persona tiene espasmos de varios segundos, esto le impedirá caminar por la calle, bajar las escaleras, leer, conducir, etc…

El origen de ésta enfermedad es desconocido. No se sabe lo que la provoca, aunque existen varias teorías. Tradicionalmente se ha atribuido a problemas mentales y al estress.


En la actualidad, se piensa que el origen está a nivel de la superficie ocular y podría estar relacionado con una falta de protección de la superficie ocular que provoca una necesidad de renovar la película lagrimal aumentando el parpadeo, volviendose este último automatico e involuntario.

Este parpadeo se vuelve más intenso de lo habitual, lo que provoca que se rompa la película lagrimal.

Al romperse la película lagrimal se estimula el parpadeo, que como es más fuerte de lo habitual hace que rompa la película lagrimal desprotegiendo nuevamente la superficie ocular, y entrando de ésta forma en un círculo vicioso de acontecimientos.

Siguiedo ésta última teoría, cualquier condición crónica que haga que la película lagrimal se rompa con más facilidad o que no tenga la suficiente estabilidad puede llegar a producir, con el tiempo, blefarospasmo esencial benigno.

Tratamiento del blefarospasmo

El tratamiento del blefarospasmo consta de lubricación intensa de la superficie ocular, por medio de gotas lubricantes que dan una mayor estabilidad a la película lagrimal y protegen la superficie ocular.

Hay varios tipos de colirios lubricantes que varian según su viscosidad y otras propiedades.

Los de mayor lubricación son las pomadas oftálmicas, pero debido a que provocan cierto grado de visión borrosa se suelen utilizar por la noche y se aplican antes de dormir.

Las gafas de sol pueden llegar a ser muy utiles a los pacientes con blefarospasmo, ya que protegen la superficie ocular y llegan a aliviar algo los síntomas.

Existen diferentes tipos de filtro solar. Hay pacientes que encuentran unos más cómodos o beneficiosos que otros.

Pero el tratamiento más efectivo del que disponemos en la actualidad para tratar el blefarospasmo, es por medio de inyecciones con toxina botulínica.

Este tratamiento es efectivo hasta en un 95% de los pacientes. El principal inconveniente es que el efecto de la toxina es transitorio, teniendose que repetir el tratamiento entre 3 y 6 meses.

La Toxina Botulínica se aplica por medio de inyecciones en los párpados, alrededor del ojo, para disminuir o paralizar la contracción del músculo orbicular que es, en este caso, el responsable de los espasmos.

Ello permitirá abrir los párpados/ojos y disminuir o evitar su cierre. Según el paciente, se requerirá más o menos dosis de toxína botulínica dependiendo de la intesidad de los espasmos y del efecto que produce la misma en ese paciente en particular.

También, el lugar donde se inyectará la toxina variará según el paciente dependiendo de las características de su blefarospasmo en particular.

Se debe de establecer un ¨mapa¨ de tratamiento idóneo para cada paciente donde quede reflejado el lugar adecuado para cada inyección y la dosis adecuada para ese lugar en concreto.

De ésta manera el paciente se beneficiará al máximo del tratamiento con Toxína Botulínica.

En los casos en que el tratamiento con inyecciones de toxina botulínica no sea suficiente o efectivo, se considerará la opción de la cirugía.

Hay diferentes opciones quirúrgicas, entre las que se encuentra la orbiculectomia parcial o total.

Se realizará una cirugía u otra dependiendo tambien de las características de cada paciente.